viernes, 18 de enero de 2013

Diseñan una línea de ropa para ocultarse de los drones

Stealth Wear

Una de las decisiones del Gobierno de Estados Unidos que más controversia ha generado es el uso de drones dentro del espacio aéreo del país para recoger información sobre los ciudadanos sin necesidad de una orden judicial.

Para Estados Unidos, el uso de drones no es algo nuevo, sin embargo, siempre se han usado en operaciones militares (o de inteligencia) en el exterior y, por tanto, que la Fuerza Aérea o cualquier agencia del gobierno se ponga a recopilar datos sin previo aviso es algo que ha inquietado bastante a los sectores de población más críticos y los defensores de los derechos civiles.

A medio camino entre la protesta, la ironía y, quizás, la paranoia, Adam Harvey, un artista neoyorquino, ha desarrollado una línea de ropa con la que "camuflar" a los ciudadanos de los drones y los sistemas de vigilancia electrónica a la que ha llamado Stealth Wear.

¿Ropa para camuflarse de los drones?

Pues sí, aunque pueda sonar muy raro, éste es el objetivo de la línea de ropa Stealth Wear, un proyecto que toma como base la decisión de Estados Unidos de utilizar drones para vigilar a sus ciudadanos y que ha tenido como reflejo esta peculiar manifestación artística en la que se han diseñado prendas de ropa y complementos con los que evitar a los drones (permitiendo la ocultación del que los lleva puestos).

La línea de ropa Stealth Wear consta de una sudadera con capucha y una bufanda capaces de "hacernos invisibles" ante los sistemas de visión térmica de los drones puesto que su objetivo es ofuscar las imágenes termográficas. También podemos encontrar una camisa capaz de evitar los rayos-x y proteger nuestro corazón de este tipo de radiación y un accesorio, llamado Off Pocket, con el que inhibir la señal de nuestro teléfono móvil.

No es la primera incursión de Harvey en este tipo de temas y, durante 2012, realizó un proyecto llamado CV Dazzle en el que aplicó las técnicas del camuflaje Dazzle al maquillaje para evitar los sistemas de reconocimiento facial, es decir, la aplicación del cubismo al maquillaje para luchar contra las cámaras de vigilancia (una idea, sin duda, bastante curiosa con la que, por cierto, fue capaz de "vencer" al reconocimiento facial de Facebook para el auto etiquetado de fotos).

Está claro que el proyecto Stealth Wear es más una forma de protesta que una idea de negocio que pretenda explotar el miedo a estos planes gubernamentales pero, en el caso de Estados Unidos, no sería raro encontrar que, con el tiempo, aparezcan este tipo de productos en el mercado puesto que, tras la matanza de la escuela primaria de Newtown, aumentó exponencialmente la venta de mochilas antibalas para los escolares estadounidenses.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja acá tus comentarios sobre el Post

Documental Mundo Extremo Venezuela

Entradas populares