lunes, 20 de mayo de 2013

Seis señales que te convierten en un blanco fácil para los delincuentes

En un estudio realizado en 1984 por Betty Grayson y Morris Stein, se le pidió a varios convictos de asalto a mano armada, violaciones y asesinatos que le dieran un vistazo a la grabación de una concurrida acera neoyorquina. ¿La razón? pedirles que ellos identificaran a cuáles personas escogerían para asaltarlos.

Aunque cada uno de los criminales vio la grabación por separado, los científicos se sorprendieron al descubrir un marcado consenso en cuáles son las características o señales que definen a un “blanco fácil” o un transeúnte susceptible de agredir. Estas señales son llamadas PRECIPITADORES, y los maleantes las detectaban de manera inconsciente entre los transeúntes sin importar su edad, género, raza o complexión física.

Algunas mujeres de contextura menuda fueron descartadas, mientras que algunos hombres corpulentos fueron seleccionados como víctimas factibles. Las actitudes o señales más resaltantes de los “blancos fáciles” eran las siguientes:

- CAMINAR INSEGURO:
Desde que el mundo es mundo, los depredadores han enfocado sus fauces a los más lentos de la manada. Si lo proyectamos hacia la actualidad, las personas proyectan indefensión cuando caminan demasiado lento arrastrando los pies, o cuando lo hacen de manera frenética y apurada demostrando ansiedad.

Lo que debes hacer: Los científicos denominaron “Sincronización estable” al ritmo ideal de caminata: ni demasiado rápido o lento.

- PARECER PERDIDO O CONFUNDIDO CON SU DESTINO:
Cuando una persona se encuentra nerviosa, es posible que dude el camino que deba tomar. De repente frena en seco en una esquina, duda viendo hacia ambos lados y finalmente cruza… para luego frenar de nuevo y regresar hacia el lado opuesto. Los violadores sopesan y valoran este tipo de actitudes en sus víctimas pues sienten que pueden dominarlas (Para ellos no es tan importante el sexo, como si lo es el juego de poder someter a otros).

Lo que debes hacer: Además de tener un ritmo de caminata estable, planifica mentalmente tu ruta y “fluye” por ella sin titubear.

- MANTENER EL MENTON BAJO Y/O LA MIRADA PERDIDA, O ESTAR DISTRAIDO:
En este sentido, las cosas han cambiado mucho desde los años ochenta. Ahora práctica mente caminamos pegados a nuestros teléfonos… lo que baja nuestro mentón y ya sabemos que eso nos hace ver más bajitos e incluso indefensos. ESTAR DISTRAIDO TAMBIEN ES UN IMAN PARA LOS PROBLEMAS, pues los criminales siempre buscarán tomarte por sorpresa.

Lo que debes hacer: Mantente CONSCIENTE o alerta de tu entorno y la gente que te rodea, especialmente si estás en un lugar que no conoces bien. Asegúrate de mirar a lacara con una expresión neutral. Esto disuade a la mayoría de los asaltantes pues es una señal de poder.

- ALARDEAR DE TU SOLVENCIA ECONOMICA:
El Criminólogo Richard Wright de la Universidad de Missouri nos asegura que la mayoría de los ladrones ven la vida como un sistema para ellos injusto, y que la demostración pública que hacen los demás de sus bienes, puede avivar esa rabia contenida. El científico hace hincapié en que esto no necesariamente tiene que ser manifestado con joyas o autos caros; cualquier joven “con cara de fastidio”, ondeando una vistosa tableta digital de última generación despertará estos impulsos muy fácilmente.

Lo que debes hacer: pues ser precavido y no exhibir en público señales que denoten una holgada tarjeta de crédito.

- DETENERSE A HABLAR CON EXTRAÑOS:
Calvin Donaldson ha estado en prisión por años luego de asaltar a una pareja que detuvo, preguntándoles una dirección. Él mismo nos recomienda: “Una vez que un criminal logra que te detengas a hablar con él (asi sea por compasión, solidaridad o curiosidad), le estás abriendo la posibilidad de que pueda atacarte. Simplemente no te detengas”.

Lo que debes hacer: Mantente en movimiento y alerta, especialmente cuando vayas a entrar a tu coche.

- TRATAR DE NEGOCIAR O DE RESISTIRSE:
Si sólo se trata de un robo, el psicólogo criminal James Arey recomienda asumir la actitud de “hombre gris”. No te desesperes, no hables y entrega exactamente lo que se te pide.

El resistirse dependerá de tu preparación previa, el tiempo y distancia disponible, el que tan amenazada este tu vida e integridad física como para hacer que el resistirse pueda tener razonables posibilidades de éxito.

Por Jesús Enrique Rosas, experto en lenguaje corporal y persuasión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja acá tus comentarios sobre el Post

Documental Mundo Extremo Venezuela

Entradas populares