lunes, 22 de septiembre de 2014

Extorsionadores cazan a sus víctimas en páginas web

delincuentesciberneticos2109

El Nacional.- En agosto, un comerciante de Mérida comenzó a recibir llamadas amenazantes. Los primeros dos intentos de contacto fueron rechazados por el empresario, en la creencia de que se trataba de un bromista.

Luego, las amenazas subieron de tono: la voz masculina le advirtió en posteriores llamadas que si no pagaba 7.000 bolívares atentaría contra su familia.

El extorsionador le indicó ciertos detalles que le dieron a entender a la víctima que conocían su entorno personal. Asustado, entregó la cantidad exigida en una plaza de la ciudad. Las llamadas cesaron. Pero de acuerdo con el presidente de la Cámara de Comercio de Mérida, Marcos Delgado, el pago de la “vacuna” no asegura el fin de las amenazas.

El dirigente empresarial indicó que este problema se ha agudizado durante los últimos meses con el desmantelamiento de los enclaves productivos. La extorsión se ha popularizado hasta tal punto allí que los montos pedidos por los delincuentes cada vez son menores.

Tras las rejas. La policía regional le ha asegurado a Delgado que la mayoría de las llamadas son hechas por internos del retén policial ubicado en la capital merideña. Pero un reporte del Grupo Antiextorsión y Secuestros de la Guardia Nacional Bolivariana advierte que los internos de las colonias móviles de El Dorado, en el estado Bolívar, también estarían participando en la ola de amenazas que comenzó hace dos meses.

Los militares llegaron a esta conclusión luego de analizar los registros telefónicos correspondientes a las denuncias recibidas. Las víctimas son residentes de poblaciones como El Vigía, Nueva Bolivia, Tucani, Buenos Aires y Mucujepe.

Una fuente de la GNB informó que en todos los casos a las víctimas se les exige el pago de cantidades que van desde los 40.000 bolívares hasta 100.000 bolívares, generalmente en efectivo o también mediante la adquisición de tarjetas telefónicas.

Los delincuentes utilizan una línea Movilnet y, de acuerdo con las averiguaciones, todas las víctimas recientemente habían colocado sus datos personales en páginas web de libre acceso, con la finalidad de vender vehículos. Internet se convirtió en un banco de víctimas para los extorsionadores. El precio y el modelo de auto en venta eran utilizados por los delincuentes para ajustar sus peticiones.

Casos a granel. Algunos grupos de presos extorsionadores actúan con cómplices en la región donde viven las víctimas. Son los encargados de recoger y guardar el dinero. Parte de los fondos serían usados para la compra de armas de fuego.

El presidente de la Asociación de Comerciantes de El Vigía, Lisandro Segura, informó que desde 2013 sostienen reuniones con representantes de los cuerpos de seguridad para tocar este tema y analizar las tendencias que toma la actividad delictiva en general.

“Hemos descubierto que son muchos casos. Piden que les compren tarjetas telefónicas o que les hagan depósitos. Algunas personas caen. Otras optan por seguir el consejo de no contestar más las llamadas, y eso queda ahí”, afirmó.

A El Dorado han sido trasladados internos que antes permanecían en cárceles de estados centrales del país. Un reporte del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestros de la GNB, emitido en octubre de 2013, indica que los penales de San Felipe, San Antonio del Táchira, Los Llanos y Sabaneta son, en ese orden, los puntos donde se origina la mayoría de las llamadas extorsivas.

Funcionarios del Ministerio de Servicio Penitenciario decomisan celulares durante requisas esporádicas en los distintos penales, pero aún no han ejecutado la promesa de activar los bloqueadores de señal.

Mujeres cómplices

El 6 de septiembre la Guardia Nacional apresó en Nueva Esparta a Rovelsy González y a Visneyris Armas, de 22 y 18 años de edad respectivamente, señaladas de formar parte de una banda de extorsionadores que opera desde la cárcel de Santa Ana. Las mujeres supuestamente eran las encargadas de buscar en páginas web datos sobre las posibles víctimas. Luego pasaban la información a los internos, quienes hacían las llamadas amenazantes.

En junio, la policía judicial y la GNB en Caracas procesaron varias denuncias sobre un grupo de supuestos sicarios que llamaba a residentes de Baruta para indicarles que los habían contratado para matarlos, pero que eso no ocurriría si la persona cancelaba cantidades que van de 30.000 hasta 100.000 bolívares.

El Dato

La semana pasada la policía judicial detuvo a una pareja que había cobrado 300.000 bolívares luego de extorsionar a un comerciante de Barquisimeto. La víctima fue contactada inicialmente por un reo del penal de Uribana, plenamente identificado.

jueves, 11 de septiembre de 2014

¡Alerta!: se filtran 5 millones de contraseñas de Gmail

En un foro ruso de Bitcoin acaban de salir a la luz pública los nombres de usuario y contraseñas de alrededor de 5 millones de correos electrónicos de Gmail, Yandex y Mail.ru.

Según informa The Daily Dot y RT, la filtración de estos datos no es fruto de un trabajo de hackeo reciente, sino que es el resultado de meses o años de phishing, ataques y otras prácticas llevadas a cabo por hackers.

Esto quiere decir que cerca de la mitad de la información es vieja (contraseñas antiguas o cuentas abandonadas) y no supone una amenaza tan seria a la seguridad como si se tratara de un ataque reciente.

Sin embargo, para quienes no han cambiado de clave o cuenta durante mucho tiempo, no estaría de más comprobar si sus correos son parte de los afectados.

Sin embargo, según el usuario que subió la lista, apodado tvskit, el 60% de las combinaciones de usuarios y contraseñas siguen siendo válidas.

¿Qué hacer frente a esto?

Lo más fácil es comprobar si nuestra contraseña se ha visto afectada. ¿Cómo? a través de herramientas online de verificación como esta página web. Se trata del servicio isleaked.com, el cual para chequear una dirección solo requiere que sea escrita.

jueves, 4 de septiembre de 2014

Alerta con la compra venta de vehículos y motocicletas en portales web

Olx

La página web olx.com se ha convertido en una fuente para captar víctimas de la delincuencia.

La página web olx.com se ha convertido en una fuente para captar víctimas de la delincuencia. Compradores interesados en adquirir vehículos y motocicletas a través de ese portal han sido robadas o secuestradas una vez que establecen contacto telefónico para concretar la negociación.

En menos de dos meses las autoridades han conocido tres casos en los que cinco personas han sido víctimas de delincuentes a través de ese portal web. El hecho más reciente ocurrió el martes a la 1:00 pm en el kilómetro 13 de la carretera Petare-Santa Lucía. En ese caso entre los compradores estaba un oficial de la Policía Municipal de Cristóbal Rojas, quien fue sometido junto con su acompañante cuando llegaron al sitio para adquirir una moto. Sin embargo, el funcionario alcanzó a pedir apoyo a Polisucre cuando vio que los supuestos vendedores estaban armados. Al lugar se presentaron policías adscritos a la estación Mariches, que se enfrentaron a los sujetos: lograron ultimar a uno e hirieron a una mujer que era la encargada de simular la transacción. 

El director de Polisucre, comisario Manuel Furelos, dijo que se presume que quienes captaron a las dos víctimas integran la misma banda involucrada en un doble homicidio y que actúa de la misma manera en el sector.

“Las personas que quieran adquirir vehículos a través de páginas web deben tomar en cuenta que a los autos se les deben hacer experticias en organismos como Tránsito. En el procedimiento huyó uno de los delincuentes y se recuperó una pistola que estaba requerida por lesiones ante la subdelegación Chacao del Cicpc”, explicó.

Otras víctimas. El primer caso relacionado con el portal olx.com ocurrió a finales de julio cuando el taxista Rafael Clociel, de 53 años de edad, viajó desde el estado Monagas para comprar un vehículo. Fue secuestrado por los hombres que lo citaron. Estuvo cautivo unas horas en el hotel Panorama, en la carretera Panamericana, y logró huir.

El 11 de agosto, Tomás Enrique Castro, de 37 años de edad, y César Mosquera, de 27 años, fueron asesinados en el kilómetro 15 de la carretera Petare-Santa Lucía por unos sujetos que los citaron en el lugar para negociar una moto Empire RKV 200 por 90.000 bolívares.

Por ANGÉLICA LUGO | El Nacional

Documental Mundo Extremo Venezuela

Entradas populares